Accidentes en moto: Bucaramanga pone los muertos

Aparecen, de pronto, como de la nada. Salen por todas partes, y en segundos, rodean los vehículos que, con relativa paciencia, esperan el cambio de la luz roja en el semáforo. En un abrir y cerrar de ojos se pueden contar hasta 20 de estos velocípedos que, a su manera, quieren arrancar de primeros sin importar que pisen las cebras para facilitar el paso de peatones, sobrepasen la línea blanca de seguridad o se le atraviesen al que había alcanzado el primer lugar un segundo antes.

La anterior descripción puede suceder en cualquier ciudad de Colombia en donde, a febrero pasado, se encontraban matriculadas en el Registro Único Nacional de Tránsito, Runt, 6.171.617 motocicletas, es decir, el 54% del parque automotor en el país. Lo grave del asunto es que de esa cifra 3.331.390 tienen Seguro Obligatorio de Accidentes de Tránsito, lo que quiere decir que casi un 50% no cumple con este requisito vital o, sospechosamente, dejó de circular.

El área metropolitana de Bucaramanga, para bien o para mal, es la ciudad de Colombia que más motocicletas tiene rodando sobre sus vías. A diario, salen 310 mil motos a disputar un espacio en medio de esa jungla en la que se han convertido las calles y carreras de la llamada Bucaramanga metropolitana que, además, carga en lo que va corrido del año con el peso de ser también la primera ciudad en número de accidentes de tránsito en donde se ven involucrados los motociclistas.

Los más indisciplinados

El 16 de enero de 2008 quedó grabado en la historia de Bucaramanga como el día en que los motociclistas hicieron colapsar el tráfico de la capital santandereana. Esa vez, por una medida tomada por la administración de turno, los conductores de estos vehículos convirtieron la ciudad en un caos absoluto al bloquear durante más de 12 horas los principales puntos de intersección en toda el área metropolitana como forma de protestar, y además, de demostrar su poder.

Y a fe que lo consiguieron. Ese día todos quedamos notificados de que lograr que los conductores de estos vehículos no hagan zig-zag en plena vía, se suban a los andenes, transiten en contravía, invadan el carril contrario, no se ajusten los cascos de protección, irrespeten los límites de velocidad y –los más arrojados- hagan piruetas sobre sus máquinas, iba a ser más que complicado.

Hasta el 4 de junio pasado habían muerto, este año, 36 motociclistas en la ciudad. La cifra no dice nada más allá de contar víctimas que, desafortunadamente, otra hubiera sido su suerte si atendieran las medidas de protección que existen para conducir un vehículo que puede desarrollar velocidades cercanas a los 200 km/h y cuya carrocería termina siendo el cuerpo de quienes van encima de sus asientos.

El año pasado, en Colombia, se presentaron 320 mil accidentes en motocicletas, en promedio, 876 cada día. Ocho de cada diez pagos por Soat corresponden a motociclistas o parrilleros. Y, lamentablemente, el 47% de los muertos por accidente de tránsito lo aportan los motociclistas.

Sin embargo, con todo ese panorama, la irresponsabilidad de los conductores al mando de estos velocípedos sigue siendo la regla. Entre enero y mayo de 2015 el 63% de los sancionados por la Dirección de Tránsito de Bucaramanga, al encontrarse conduciendo en estado de beodez , corresponde a motociclistas. Es más, según cifras del Instituto Nacional de Medicina Legal en Bucaramanga, en el 75% de los casos fatales en accidente de tránsito estuvo comprometido el conductor o pasajero de una moto.

De nada valen las campañas que se emprenden, quizá por su timidez, para que los motociclistas respeten las normas, conduzcan de forma “defensiva” –como sugieren los expertos-, y atiendan la principal recomendación de los fabricantes a la hora de comprar esta clase de vehículos: que tenga la pericia suficiente para saber dominar una máquina que, en cualquier momento, se puede convertir en la causa de su propia muerte.

Según el comandante operativo de la Dirección de Tránsito de Bucaramanga, Gerardo Hernández, “se requiere compromiso ciudadano para que disminuya la accidentalidad en la ciudad, pues la mayoría de veces se da por la falta de pericia al conducir y la desobediencia a las señales de tránsito”.

IMG_0389

Las ventas, disparadas

El segundo productor de motocicletas del mundo, Hero Motocorp, anunció la inversión de 70 millones de dólares en la construcción de una planta en Villa Rica (Cauca) para producir 70 mil nuevas motos cada año. Esta cifra se sumará a las otras diez ensambladoras que hay en el país, las cuales también han hecho inversiones para agrandar sus plantas, lo que significa que el mercado sigue siendo muy atractivo.

Con base en los datos suministrados por el Runt, en 2014 se matricularon 659.279 unidades, cerca de 40 mil más que el año inmediatamente anterior. Si la tendencia se mantiene, en un par de años la proporción de motocicletas triplicará a los automóviles, lo que plantea un reto inmenso para las autoridades en términos de control, seguridad y movilidad.

Lejos de desincentivar su venta, las motocicletas siguen siendo vistas como la solución para el ciudadano que se quiere bajar del transporte público, y este hecho es música para los oídos de los concesionarios, los cuales no dudan en ofrecer alternativas de financiación que pueden resultar muy atractivas a la hora de decidirse por la compra. Hoy, prácticamente con la cédula de ciudadanía, se puede salir de un concesionario con una motocicleta cero kilómetros.

Las motos, por su tamaño, resultan ser una opción muy práctica a la hora de sortear un trancón. Asimismo, tienen exención de pago en los peajes, en algunos lugares no pagan parqueadero, y lo más atractivo, no tributan por trabajar en la calle.

Mototaxismo gana la carrera

Uno de los problemas más complicados es el incremento del mototaxismo. Según el Área Metropolitana de Bucaramanga este servicio ilegal transporta 40 mil personas al día en toda la ciudad. De hecho se han identificado 69 puntos como terminales de mototaxistas en los diferentes puntos cardinales del área.

Los usuarios del servicio informal poca importancia prestan a los riesgos que corren cuando se montan en este tipo de vehículos. Argumentan, entre otras cosas, que el mal servicio que presta el servicio integrado de transporte masivo los obliga a decidirse por esta opción. Metrolínea, entre tanto, calcula pérdidas cercanas a los 37 mil millones de pesos en los últimos cuatro años.

Tan solo hace unos meses apareció una aplicación móvil , Easy Moto, diseñada para solicitar el servicio de mototaxi, hecho que generó polémica en la ciudad. Cerca de 2 mil mototaxistas trabajan a diario en la capital santandereana, incluso, distribuyen volantes y tarjetas de presentación con su número celular para establecer contacto por Whatsapp.

Hace un mes se llevó a cabo la jornada denominada como el día sin carro, en la que evidentemente se comprobaron las bondades de restringir la circulación de vehículos: impacto en la movilidad, el medio ambiente y la relativa calma. Ese día las motocicletas pudieron rodar a sus anchas en una ciudad en la que los trancones pueden acarrearle pérdidas por 36 mil millones de pesos al año. La pregunta que queda es ¿y el día sin moto para cuándo?

Anuncios

7 comentarios en “Accidentes en moto: Bucaramanga pone los muertos

  1. Es un problema que ya se volvió tanto generalizado como preocupante. A parte de campañas educativas para quienes conducen este tipo de vehículos, es también importante una legislación acorde a la problemática. De igual manera desde casa crear conciencia en los familares quienes manejen motos ya sea por necesidad, economía, trabajo, etc. Es innegable q en una ciudad con las caracteristicas de Bucaramanga, este sea el vehículo indicado pero hay q saber usarlo con respeto y prudencia.

    Me gusta

  2. Hay una fuerte necesidad de generar protocolos de seguridad y legalidad… Si eso lo vive Bucaramanga. Aca en Bogotá hay un desierto inmenso sobre la responsabilidade los que conducen motos… El grado de cultura vial, de normas y de conocimiento sobre conducciòn de motos es precaria y preocupante. Hay que
    ejercer participacion ciudadana para denunciar sobre el tema, para generar propuestas sobre políticas viales desde lo local hasta lo nacional. Es preocupante!!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s